Fantasma

Te escucho en la melodía de aves matutinas, y en el roce del viento entre hojas.

Te veo pintado en el alba de mis jóvenes días…

Y según me desvanezco por esta melancolía, siento el fantasma de ti, muy cerca de mi.

Olvido respirar, al palpar cicatrices que nunca cerraron…

Entonces permanezco,

en ese inmenso segundo, sintiendo todo y nada. Espero… y espero…

Pasa, y desvaneces.

-C. Feliciano-Aviles, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s