Tanto que decir…

Se disipan en el viento, como polvo del desierto.

Se esconden en el pavimento mojado y húmedo de tardes lluviosas.

Descansan en lágrimas silenciosas y labios sellados.

Llegan como olas y desaparecen como tornados.

Se pintan en el rostro del espejo…

Y a veces….

Sólo a veces,

dicen.

C. Feliciano-Aviles, 2020

Todo se sabe

google photo

Todo….

Todo se sabe.

Las mentiras ingenuias con buenas intenciones,

las promesas vacías que se desbordan en el autoengaño,

las noches en las cuales desnudó su verdad mientras dormias…

Al final, todo se sabe.

Las palabras disimuladas que arrojaban tierra en tus ojos,

los deseos de lujuria que transformaban sus días,

el frío de sus gestos cuando prometía amarte,

el esfuerzo mermado…

El tiempo, te dice la verdad.

Te suelto

“Light and darkness”/ “Luz y oscuridad”, oleo sobre canvas. Por: Camila Feliciano Aviles

Regresa la primavera, la neblina pesada se evapora en el aire, vislumbrando rayos de un sol joven y robusto.

Las flores se lucen en un manjar de vivos colores, se pintan de arcoiris… un beso de Dios.

Lluvia fría despinta la ignorancia de los días que trasnoché, enhebrando mi gran sueño.

Y con semenjante belleza, llega…. el oleaje pesado de energía efervecente, acumulada.

Se tira sobre mi cuerpo, haciéndome pedazos. Me sostengo del grueso tronco que promete no soltarne a la corriente.

Entonces…

Te veo.

Y, me suelto.

C. Feliciano-Aviles, 2020

Fantasma

Te escucho en la melodía de aves matutinas, y en el roce del viento entre hojas.

Te veo pintado en el alba de mis jóvenes días…

Y según me desvanezco por esta melancolía, siento el fantasma de ti, muy cerca de mi.

Olvido respirar, al palpar cicatrices que nunca cerraron…

Entonces permanezco,

en ese inmenso segundo, sintiendo todo y nada. Espero… y espero…

Pasa, y desvaneces.

-C. Feliciano-Aviles, 2020