Duele

Duele quererte. Y no quiero. Haria lo que sea por desterrarte de mi. El tiempo consume mi vida en un furtivo suspiro y todavia no consigo olvidarte. Pensé que la experiencia me cambiaría, que otros amores borrarian tu nombre de mis sombras. Pero no, sigues ahi… tan claro como un recuerdo fresco, casi te palpo, casi te escucho y desvaneces en el viento.

Lucía

Lucia se mira al espejo, desnuda a plena luz del alba.

Los rayos de sol revelan la falta de sueño debajo de sus ojos,

así como la deshidratación en sus labios.

Se mira las líneas de expresión,

ya marcadas por el tiempo,

que no perdona o muestra piedad.

Pasa sus dedos por la piel reseca de sus mejillas,

descubriendo manchas nuevas

por el azote del sol de medio día.

De pronto, encuentra su mirada en el reflejo del espejo.

Allí está su verdad,

masticada en medio de un pasmoso silencio.

La despilfarra por el aire,

despreocupada, pues aún, todos duermen.

Como si el mundo fuese sólo de ella,

se permite explorar caminos ya recorridos,

incendios de fuego y témpanos de hielo,

otros quebrados y reconstruidos.

Visita versiones del pasado,

interactúa con ellas,

recordando vividamente,

llantos y risas.

Luego de un buen rato,

la gente comienza a despertar.

Lucia se despide con una sonrisa melancólica

y abre la caja de secretos

para volverlos a esconder,

hasta la próxima vez.

Se tira agua al rostro para hidratarla un poco.

Se pone cremas y empolva su cutis,

para cubrir su historia.

Pinta sus pómulos, sus labios y sus pestañas.

Encuentra sus ojos en el espejo por última vez y sonríe,

con el pecho inflado,

y mariposas en el estómago.

©C. Feliciano-Avilés, 2021

Hablemos arte

Cuéntame que es arte, cómo se expresa a través de tus manos. Hablemos acerca de lo inexplicable, de noches oscuras y días claros. Hablemos de cosas que te transformaron. Cuéntame de tus rutinas de creación.

Déjame hablarte arte, de cómo se manifiesta por medio de lo escucho y veo. Déjame contarte de mis experiencias, de mis noches y mis días.

Tú que estás leyendo, buscando ideas, y un poco de inspiración, escríbeme.

Hablemos arte.

Procesos y Rutinas

Oleo, original por Camila Feliciano

Procesos y rutinas son el pensamiento con el cual despertamos. Lo hacemos y repetimos todo el tiempo. Encontrar sonrisas en el transcurso es la victoria de cada día.

Nunca se ha tratado del producto final, sino de esto. Solo esto; la construcción de castillos y jardines, bloque por bloque, grano por grano.

Se trata de la rutina mañanera, el trabajo del día y el descanso en las tardes.

Se trata de las noches estrelladas, una tras otra y lunas completas.

Se trata de hacer la experiencia valiosa cada día, por que al final, silo tendremos eso, recuerdos de procesos y rutinas.

-C. Feliciano Aviles, 2021

Pasión

Debemos vivir con pasión. Levantarnos cada día haciendo aquello que nos apasiona, que nos hace encontrarnos y re-encontrarnos una y otra vez.

En una sociedad ocupada, entretenida y distraida, debemos encontrarnos para seguir nuestros procesos, los cuales siempre nos llevarán a hacer lo que nos apasiona.

Sin corazón en lo que hacemos, desperdiciamos talentos y momentos.

Hacer lo que apasiona es cosa de valientes.

C. Feliciano-Aviles, 2021

Utopia

“Utopia”, Óleo sobre canvas/ Camila Feliciano

Dulce químera que proteges mis sueños, déjame colmar mi alma en ti, ahuyenta las bestias que me perciguen en la penumbra de mis pesadillas. Déjame ser libre.