Ilusión de vivir ©

 

Earth-the-universe-stars-4351-640x240

 

Ilusión de vivir

¿Vivimos o existimos?…

Pasamos los días pensando que estamos más cerca o más lejos de llegar a la satisfacción plena. Luchamos día tras día, buscando un sentido que satisfaga nuestras ganas… En la medida que soñamos, nos perdemos. Pronto, el trabajo se vuelve drenante, sobrevivir se hace más costoso, las exigencias cotidianas parecen nunca acabar. Terminamos cuestionándonos si realmente vale la pena continuar. Dormir poco, trabajar mucho y pasar los días lo más rápido posible…

Un día, me cansé. Me detuve. Me estaba enfermando, sentía que moría por dentro y me cuestioné si todo era real. Cuestioné los dogmas, las reglas, las enseñanzas, las demandas…

Pasé horas mirando el horizonte, muy en el presente. Los pensamientos se apagaron súbitamente, todo parecía haber muerto por un momento. Sentí ser la única persona en el mundo y respiré. Sentí por primera vez que estaba descansando. Por primera vez vi el sol caer detrás del mar que promete velar su sueño.

Lentamente, todo el universo se movió en sintonía. Un manto estrellado cubrió el cielo, desnudando su cuerpo, sus detalles y su inmensa complejidad.  Sentí que pertenecía a todo. Corrió una energía muy peculiar por mi cuerpo, en respuesta a los cambios del ambiente…. Entonces comprendí que andaba tan equivocada.

Nos enseñan a querer más y más… Nos transforman en máquinas de producción para cumplir un sueño de una sociedad que siempre está hambrienta, que no puede aceptar lo insignificante que somos en el mundo que nos rodea. Se prolifera como las pandemias, la intensidad de dominar, que perdemos de perspectiva que el cuerpo muere más rápido en la medida que le exigimos más de lo que puede dar. Terminamos viviendo en un sueño futurístico de una vida perfecta, olvidando que el presente es todo lo que siempre tendremos.

En la medida que nos encerramos para producir y producir, matamos la sintonía con el universo, con la vida misma. Quizás el problema yace en que queremos entender obsesivamente para que estamos en este mundo, olvidando que quizás nuestro propósito es conservar, disfrutar y presenciar la vida en su máxima expresión.

La vida se manifiesta completamente en este momento y al final solo recordaremos lo que vimos, lo que sentimos y quienes fuimos. Finalmente conectar con la naturaleza, las personas, la vida en sí es la mejor forma de sentir que estamos vivos. Después de todo, el poder o el dinero, incluso las comodidades son más vacías que la pobreza misma.

Renuncié y comencé a vivir. Despedí la obsesión de tener un control que nunca será mío y descubrí que la vida es la ilusión de quien la ve.

 

-Camila C. Feliciano Avilés

 Imagen sacada de : http://popchassid.com/the-universe-is-huge-and-you-are-small-and-what-that-means/
 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s